Cómo distinguir la psoriasis del eccema

acné mujer piel

 ¿Se nota la diferencia entre la psoriasis y el eccema?

Como si estos problemas crónicos de la piel no fueran lo suficientemente frustrantes, también pueden ser increíblemente confusos. "Tanto el eccema como la psoriasis causan áreas rojas y escamosas en la piel, y para el ojo inexperto, pueden tener un aspecto similar", dice el dermatólogo certificado Alan J. Parks, M.D., a SELF. He aquí cómo averiguar cuál es cuál, junto con las mejores maneras de tratar realmente estas molestas afecciones de la piel.

La psoriasis se presenta en muchas formas, cada una con sus propios síntomas

Psoriasis

La psoriasis es una afección autoinmune que afecta a cerca de 7.5 millones de estadounidenses, según la Academia Estadounidense de Dermatología (American Academy of Dermatology). Ocurre cuando las células de la piel atraviesan su ciclo de vida más rápidamente de lo normal. Típicamente, las células de la piel tardan alrededor de un mes en regenerarse, pero en las personas con psoriasis, este proceso ocurre cada tres o cuatro días, según la Clínica Cleveland.

Psoriasis en placas

El tipo más común de psoriasis es la psoriasis en placas, según la Clínica Mayo. Aparece como manchas rojas elevadas con una capa blanca plateada de células muertas de la piel y se encuentra con mayor frecuencia en el cuero cabelludo, los codos, las rodillas, la parte baja de la espalda y los genitales, pero puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Desafortunadamente, los parches pueden ser dolorosos y causar comezón, y son propensos a agrietarse y sangrar.

Psoriasis guttata

Este tipo de psoriaris a menudo comienza en la infancia o en la adultez temprana y puede ser desencadenada por una infección estreptocócica, aparece como lesiones pequeñas en forma de gotas.

Psoriasis inversa

Aparece como un sarpullido suave, brillante y rojo en los pliegues del cuerpo, como debajo de los brazos o los senos.

Psoriasis pustular

Se puede presentar en las palmas de las manos y las plantas de los pies, se caracteriza por ampollas no infecciosas llenas de pus, según John Hopkins Medicine.

Psoriasis eritrodérmica

El tipo de psoriasis más grave y poco frecuente es la psoriasis eritrodérmica, que provoca un enrojecimiento generalizado y ardiente en la mayor parte del cuerpo. Puede causar comezón severa y dolor, y si piensas que estás teniendo un brote de psoriasis eritrodérmica, debes buscar atención médica inmediatamente.

El eccema es mucho más común que la psoriasis, y también tiene algunas maneras diferentes de aparecer en la piel

Eccema

De acuerdo con el cálculo más reciente disponible, más de 30 millones de estadounidenses tienen alguna forma de eccema, que es realmente el nombre colectivo de un grupo de afecciones que causan que la piel se enrojezca, pique e inflame.

Dermatitis atópica

Cuando la mayoría de la gente dice 'eccema', por lo general se refiere a la dermatitis atópica", dice Todd Minars, M.D., profesor clínico asistente de dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami. La DAA llama a la dermatitis atópica "la comezón que irrita" para enfatizar lo incómodas que pueden ser las características manchas secas, rojas y escamosas de esta afección. Los síntomas de la dermatitis atópica pueden incluir parches de piel secos y con comezón que son de color rojo a grisáceo, pequeñas protuberancias elevadas y piel agrietada o escamosa.

Dermatitis por contacto

Este ess otro tipo de eczema. Según la AAD, la dermatitis por contacto es una reacción que ocurre cuando la piel entra en contacto con sustancias irritantes, como disolventes, hiedra venenosa y detergentes, y típicamente afecta la parte del cuerpo que tocó el irritante, según la Clínica Mayo. Sus síntomas son enrojecimiento o sarpullido, ardor o hinchazón, y ampollas que pueden llorar o formar costras. La dermatitis alérgica de contacto va un paso más allá, ya que ocurre cuando la exposición a un alérgeno desencadena una reacción alérgica.

Eccema dishidrótico

Esta es otra forma de esta afección. Aparece como pequeñas ampollas que pican en los bordes de los dedos de las manos, los pies, las palmas de las manos y las plantas de los pies, y puede ser desencadenada por el estrés, las alergias o la exposición a metales como el níquel y el cobalto, según la Clínica Mayo. Los síntomas incluyen dolor, picazón, enrojecimiento, descamación y piel escamosa y agrietada.

Causas

Estos dos problemas de la piel tienen diferentes causas y pueden aparecer en diferentes etapas de su vida.
Según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., la psoriasis suele aparecer cuando alguien tiene entre 15 y 35 años, pero puede afectar a cualquier persona a cualquier edad. "Lo que sí sabemos es que la psoriasis está mediada por el sistema inmunológico, lo que significa que hay cierto desequilibrio en el sistema inmunológico, lo que conduce a la inflamación de la piel", dice a SELF el dermatólogo y miembro de la junta médica de la National Psoriasis Foundation, el Dr. Jashin Wu. "Suele ser hereditario, pero puede que no haya un patrón directo de herencia. Uno de los desencadenantes son las infecciones de garganta por estreptococo, pero no todos los casos nuevos de psoriasis son resultado de la faringitis por estreptococo".

Un caso de eccema comienza durante la infancia o la niñez temprana, dice el Dr. Minars. "Hay algunas controversias en cuanto a si el eccema es principalmente una enfermedad mediada por el sistema inmunológico o una enfermedad de defecto de barrera cutánea", dice el Dr. Wu. "Como la psoriasis, también tiende a ser hereditaria."

No hay duda de que vivir con psoriasis y eczema puede ser estresante, y su conexión con el estrés ha sido ampliamente discutida en la comunidad dermatológica.

¿El estrés tiene que ver?

Estrés

Aunque los expertos a menudo aconsejan a las personas con psoriasis y eccema que eviten las situaciones estresantes, aún queda mucho por demostrar acerca de cómo el estrés puede influir en estas afecciones. Un meta-análisis realizado en noviembre de 2017 en el British Journal of Dermatology evaluó 39 estudios con más de 32.500 pacientes, concluyendo que "No existe evidencia convincente de que el estrés precedente esté fuertemente asociado con la exacerbación/inicio de la psoriasis".

En cuanto al eccema, un estudio realizado en octubre de 2017 en el International Journal of Molecular Sciences informó que el estrés psicológico puede exacerbar la dermatitis atópica, y podría estar mediado por el eje hipotalámico-hipófisis-suprarrenal (HPA).

Sólo porque la ciencia no haya aclarado completamente el papel que juega el estrés en estas condiciones no significa que el vínculo no exista. El Dr. Wu dice que ha visto a pacientes experimentar brotes de psoriasis o eccema relacionados con el estrés en el pasado, y la Academia Estadounidense de Dermatología (American Academy of Dermatology) menciona el estrés cuando habla tanto de la psoriasis como del eccema.
Aunque la psoriasis y el eccema son condiciones completamente diferentes, el tratamiento de ambos es a menudo similar.

¿Tienen cura?

Aunque no hay cura para ninguna de las dos afecciones, se pueden tratar. Los medicamentos tópicos para reducir la inflamación, como los corticosteroides y los retinoides, son algunas de las primeras líneas de defensa para ambas afecciones, según la Clínica Mayo. Los médicos también pueden prescribir medicamentos para inhibir el sistema inmunitario si es necesario. La fototerapia, en la que una máquina especial emite luz ultravioleta sobre la piel para ayudar a reducir la picazón y la inflamación, también es una opción de tratamiento tanto para la psoriasis como para el eccema.

Aunque tanto la psoriasis como el eccema son afecciones frustrantes e irritantes, no deben ser fatalistas. Si tienes dificultades para controlar la psoriasis o el eccema, acude a un dermatólogo, que puede ayudarte a determinar el mejor plan de tratamiento.